COMO GANARTE A TU PETAURO

CONSEJOS Y TRUCOS PARA GANARSE LA CONFIANZA DE SUS PETAUROS DEL AZÚCAR

Los petauros del azúcar son animales exóticos, y son desconfiados por naturaleza. Si lo que quiere es una mascota cariñosa desde el primer día, mejor optar por un perro o gato. Ganarse la confianza de los sugar gliders es un proceso largo que dura varios meses y necesita de mucho tiempo, dedicación, constancia y paciencia.

No obstante, una vez que lo consiga, descubrirá unas mascotas adorables y mimosas a las que les encanta cantar para recibirle, saltarle encima cuando llega a casa, jugar y echar la siesta en su bolsillo  🙂

A modo de resúmen, a un petauro del azúcar se le gana por el olor y por el estómago :p

GÁNESE A SU PETAURO POR EL OLOR

Los petauros deben reconocer tu olor como algo seguro, y la clave para esto es que su nido huela a usted.

En primer lugar, recorte trozos de tela y llévelos en su cuerpo durante el día, durante varios días. Puede esconderlos bajo la ropa cuando vaya a trabajar, dormir con ellos varias noches, etc. Cuando huelan a usted, basta con ponerlos como camita en su nido, e ir renovando cada 1-2 semanas.

En segundo lugar, se debe tener una bolsita de fieltro o similar que se pueda colgar del cuello fácilmente. Durante el día, cuando los petauros duerman, introdúzcalos en la bolsita y que duerman con usted un ratito, junto a su pecho. Lo ideal es ponerse dos camisetas usadas impregnadas en su olor, y poner la bolsa entre las dos. Repetir esta acción todos los días.

Los petauros tienen muy buen olfato y son muy sensibles, por lo que no se deben usar camisetas o telas con olor a desodorante, perfumes o similar, ni hacer actividades como la limpieza con productos químicos cuando se lleve la bolsita en el pecho durante el día.

GÁNESE A SU PETAURO POR EL ESTÓMAGO

Los petauros del azúcar estarán asustados y ariscos al inicio, y con toda seguridad, se quejarán haciendo la carraca cada vez que se acerque al nido.

El truco inicial consiste en hacer que los petauros no se sientan invadidos cuando acerque su mano al nido, tienen que perderle el miedo a su mano. Para esto, algunos criadores recomiendan acercar la mano al nido siempre con algo para comer. Así, los petauros se quejarán y se tirarán a morder…para comprobar que es algo rico!

Primero, bastará con acercar la mano y dejar que coman. Más adelante, se puede aprovechar para acariciarlos mientras comen, y por último, hacerlos salir del nido y subirse a la mano para comer. Con este proceso, no sólo perderán el miedo, sino que se irán acostumbrando a venir hacia usted cuando abra la jaula.

Es importante no asustarse y no retirar la mano cuando empiecen a gruñir, o incluso si recibe algún mordisco. Los petauros son MUY inteligentes, y si usted retira su mano cada vez que le gruñen, ellos le estarán educando a usted a no tocarlos, y lo que es peor, ellos serán conscientes de que lo están educando para que no les moleste y los estimula al repetir este acto al comprobar que funciona!

Este ritual debe repetirse hasta que los petauros hayan normalizado el hecho de que usted puede abrir la jaula y tocarles en su nido sin que se se sientan amenazados ni comiencen a gruñir. Acompañe el alimento con su voz, con palabras suaves, y procure no hacer movimientos bruscos o aspamientos.

En cuanto a qué utilizar como alimento para este proceso, basta con utilizar sus frutas y verduras habituales. Se puede realizar este ritual todas las noches, en vez de poner su alimento directamente, proporcionar algunas frutas y verduras de la mezcla habitual de esta manera. También se pueden utilizar golosinas especiales para petauros (papaya deshidratada, gotas de yogurt deshidratado) o piensos seguros diseñados específicamente para petauros.

Y hasta aquí nuestra recomendación. Y usted? Tiene algún truquillo más?  Anímese  a comentar y compartirlo con nosotros, e iremos ampliando esta sección entre todos 🙂

sugar glider de pie


1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*